¿Cómo es y cuándo se hace la poda del almendro?

()

El almendro es un árbol el cual llega a adquirir una altura entre 3 y 5 metros de tamaño. El tallo es de textura lisa, verde y en algunos casos amarillo cuando esta aun tierno, logra una contextura agrietada, áspera, mantecosa y de tonalidad grisácea cuando está maduro.

Una característica de este es que sus hojas son largas, finas y punteadas, de 7 a 13 cm de ancho y de una intensa tonalidad verde, con bordes ondeados. Estos aspectos son relevantes al considerar aprender como podar un almendro.

La flor puede asociarse con otras en grupos de 2 o 4 o se puede conservar sola, consta de cinco sépalos que forman el cáliz de la flor, a demás, cinco pétalos que varían entre blanco y rosado esto depende a la especie que pertenezcan con una dimensión de unos 3 a 5 cm de cuerpo.

Sus frutos poseen un tamaño promedio de 3 a 6 cm  la parte del pericarpio que suele proteger al resto del fruto del exterior, es de textura solida, su pulpa es seca, de tonalidad verde y se abre de forma espontánea cuando llega el  momento de dar su contenido.  Demora un tiempo relativo para su maduración de 5 a 6 meses desde que coagula.

Como Podar un Almendro

Cuidados del almendro

Como cualquier árbol frutal la poda es imprescindible, hay muchas consideraciones que hay que tomar en cuenta para los cuidados del almendro que son fundamentales para su conservación.

Diversidad

Un aspecto fundamental para tomar en cuenta, es precisar de manera correcta la especie que se va a plantar. Esto irá vinculado en gran proporción el espacio geográfico en el cual nos encontremos, principalmente considerando el impacto del invierno.

Portainjerto

Otro aspecto primordial para preservar debidamente un almendro es la escogencia del portainjerto. Fundamentalmente se injerta de dos formas, el franco y el híbrido. Comúnmente, los agricultores sitúan el franco que no tiene riego y solo se favorece del agua de lluvia, y el híbrido donde se utiliza sistemas de riego. Aunque en los últimos tiempos ha tomado mayor aplicación el uso del híbrido.

Sembradío

Al concluir la fase de colocar el almendro en el suelo es recomendable pisar la tierra junto al tallo y humedecer. Posterior a ello colocar un tutor como soporte para dar garantía de que el tronco crezca de modo correcto.

Plagas

Las más frecuentes son el pulgón, gusano del almendro, arácnido amarillo, mosco verde, entre otros. Es esencial realizar una evaluación recurrente de la presencia de estos insectos, esto permitiría adelantar la posibilidad de detectar la plaga y poder combatirla.

Regadío

La necesidad o no del riego se irá considerando de acuerdo a la antigüedad del frutal. Cuando es tierno, y no ha madurado sus numerosas raíces, debe ser regado con bastante reiteración. El almendro maduro necesitara una proporción menor de riego, no obstante, es un frutal que amerita de suficiente hidratación.

Abono

En el transcurso de los primeros años es fundamental realizar el abonado con nitrogenado para desarrollar el frutal, realizando constantes repeticiones anualmente. Desde el comento de la cosecha inicial, se deberá realizar un cálculo del número de kilogramos que se recogerá por metros cuadrados. De acuerdo a ese valor se procederá a aplicar los nutrimentos que nos haya brindado la respectiva cosecha.

Poda

Es importante mencionar que la poda del almendro es primordial. Con esta sistematizaremos la cosecha tanto la supervivencia del frutal. Más adelante profundizaremos en este tema.

Herramientas necesarias para la poda del almendro

Son diversas las herramientas que se requieren para ser utilizadas en la poda de un almendro. La escogencia obedecerá en gran proporción del tipo de podado y del cuerpo del árbol.

  • Tijeras de podar.
  • Tijeras y serrucho para poda en altura.
  • Moto sierra.
  • Escaleras o andamio.
  • Elementos de protección como casco, lentes y guantes.

Es aconsejable esterilizar los instrumentos de corte previamente a la poda. Esto contribuirá a no transferir enfermedades, esto se deberá realizar previo de comenzar la poda y en cada oportunidad que se empiece este trabajo con un frutal.

Por que es necesario podar los almendros

¿Por qué es necesario podar los almendros?

Cuando se realiza la poda del almendro de modo correcto se obtiene los consiguientes beneficios:

  • Contribuye a la iluminación, oxigenación y acceso de los insumos fitosanitarios para los procesos.
  • Se obtiene una adecuada distribución de la cosecha, en los espacios más pertinentes.
  • Aumenta el volumen y la tonalidad de los frutos.
  • Controlar el manejo de la colecta disminuyendo deterioros significativos o de ausencia de flora y rendimiento productivo.
  • Nivelar la correlación entre los órganos vegetales y productivos.
  • Elimina la maleza, la plaga, las ramas secas o inservibles, previendo así la degeneración del frutal y la transmisión de enfermedades.

¿Cuándo hay que podar los almendros?

El árbol de almendro tiene la particularidad de que sus hojas son perecederas, es decir, no son perdurables, esto es un indicativo de que la durabilidad de sus hojas no se manifiesta desde la temporada de otoño hasta la primavera. Esto nos lleva a la interrogante cuando podar los almendros y es exactamente durante este periodo, el ciclo de escaso desarrollo.

La dificultad que se presenta en este lapso de tiempo para realizar la poda puede ser las bajas temperaturas. Por esta razón la ubicación geográfica es fundamental, ya que de esto dependerá la condición para tratar inviernos con más o menos intensidad, es aconsejable retirar la poda en las temperaturas más. Si en tu localidad no hay la presencia de fuertes fríos no será una dificultad, por el contrario se puede extender la poda para inicios de la primavera.

Por otra parte existen podas del almendro en las cuales lo explicado anteriormente no sería un impedimento. Nos referimos a la situación de la poda de ramas secas, la cual puede realizarse durante todo el año. O en tal caso la poda en verde de brotes y/o cupones, la cual se efectúa durante el verano.

¿Cómo hacer la poda de un Almendro?

Como podar los almendros dependerá de distintas variables que permitirán o no su ejecución de acuerdo a la operación de poda que se desee ejecutar, como es sabido esta es necesaria para cualquier especie vegetal y provechosa usualmente para la totalidad de los árboles de beneficio humano (tanto de uso alimenticio como decorativo).

Podar un almendro es indispensable como en cualquier árbol para mejorar el desarrollo y hacer del frutal más provechoso y balanceado.

Los distintos tipos de poda del almendro

Para conocer como podar un almendro evaluaremos el procedimiento adecuado en el cual se consideran varios tipos o clases.

  • Poda de Plantación.
  • Poda de Formación.
  • Poda Verde.
  • Poda de Invierno.
  • Poda de Producción.
  • Poda de Rejuvenecimiento.
  • Poda Mecánica.
  • Poda Del Almendro Guara.

Ya que no existe una vinculación directa entre estos, detallaremos cada una de estos por separado. Poda de Plantación

En el momento que se retira algún frutal del vivero este desagrega una fracción de sus raíces, es por esta razón que para compensar esa proporción es necesario ejecutar una poda. Al ejecutarse la plantación, es posible disponer de dos clases de plantas:

Arboles pequeños con escaso número de ramas y muy frágiles

Si esta es la situación, deben ser reducidos por lo menos a 70 u 80 cm de tamaño. Eliminando además las ramitas de la base del tronco. Las ramas que broten a 30 o 40 cm de la tierra serán las que conformaran las ramas principales.

Arboles de más desarrollo

Que manifiestan ramitas con mayor crecimiento. De igual manera pueden rebajarse a 70 u 80 cm de la tierra, eliminando también algunas ramitas de los lados y manteniendo sólo de tres a cinco ramitas con 1 a 2 yemas.

Si el frutal ya se encuentra lo adecuadamente crecido, se podrá precisar las ramas primordiales (de 3 a 6 preferiblemente), se conservarán de 15 a 20 cm de alto y se cortara el restante. Se debe ser cuidadoso que el armazón de las ramas queden con una distancia paralela repartido, bordeando el tronco y de preferiblemente en diferentes alturas.

Poda de Formación

Esta se aplica al almendro joven, usualmente entre 1 y 4 años, tiene como finalidad desarrollar una estructura o caparazón del árbol que sea suficientemente sólido. De este modo resistirá el peso de las ramas y las frutas. Los almendros se pueden desarrollar en vaso, y también, en eje modificado.

Poda Verde

Esta se deberá aplicar al almendro en el primer añoDebido a que algunas ramitas que florecen en la primavera ameritan ser conservadas, es necesario eliminar chupones, ramitas mal situadas, entre otros.

Para saber cómo se poda un almendro se debe realizar un pequeño corte en la parte terminal de los brotes se paralizara su crecimiento. De este modo se contribuye al progreso de las ramas principales, algo que es vital para que alcancen a desarrollar una estructura compacta.

Poda de Invierno

Como su nombre lo describe, este se realiza durante la temporada de invierno (de noviembre a febrero) cuando el frutal ha cesado en su producción. En este caso se elimina cualquier clase de rama completamente, dependiendo de la atención especifica que necesite cada árbol en el momento.

En esta clase de poda, se clasificaran estructuralmente las ramas primarias, secundarias y terciarias. En el primer año de maduración, es necesario mantener solo 2 o 3 ramas principales, debido a que un número mayor de ramas, entorpecerá la ramificación en la parte inferior de la copa.

Poda de Producción

Las labores a realizar en este tipo de poda serán mucho menores, solo si el proceso de la poda de formación se realizo adecuadamente. No obstante, sea cual sea la circunstancia es aconsejable que se efectué la poda de producción una vez al año, siendo necesario eliminar las ramas de 4 a 5 años de edad (ramas de 2 a 3 cm de tamaño donde se forman los dardos).

De este modo, se conservara de manera duradera una provechosa solidez de la copa y se evitaran podas  de recuperación fuera de tiempo, que descompensan al frutal y representan un alto costo.

Poda de Rejuvenecimiento

Luego de que el árbol de almendras cumpla durante varios años su función empieza a disminuir significativamente la cantidad de frutos y su volumen. En esa circunstancia es necesario poseer conocimiento de cómo podar un almendro viejo ya que hay que ejecutar una poda a profundidad para reponer su fortaleza. Esta poda es conocida como poda de rejuvenecimiento o regeneración.

Es necesario resaltar que este tipo de poda debe ser considerada como último recurso, debido a que el almendro en muchas oportunidades puede no responder positivamente a podas radicales. Según la opinión de expertos no es recomendable esta poda tan drástica en ramas con tamaños superiores a 10 cm, siendo su consideración preferible optar por un reemplazo definitivo del frutal.

Para concluir, los cortes extensos de poda se deben pintar con una masa ideal para poda. Evitando de este modo enfermedades y hongos.

Poda Mecánica

Solo es aconsejable aplicarse en la poda de producción, como un método rápido y económico de conservar los espesores apropiados de copa, como también promover la ramificación lateral.

Poda Del Almendro Guara

Múltiples son las inquietudes que surgen cuando se trata con la poda del almendro guara, una especie muy conocida. En realidad no hay modificaciones significativas de acuerdo a lo presentado en este artículo.

Cumple las mismas particularidades de la poda de formación tiene como finalidad suministrar un armazón solido al frutal e incorporarlo a la producción, sacando el mayor provecho de su naturaleza, que en la especie Guara usualmente es rasgar sus ramas.

Al momento de efectuar los cortes es recomendable realizar yemas que apunten al interior del frutal, de este modo prevenimos que las ramas del frutal se vengan abajo por la carga de sus frutos.

Consejos finales sobre la poda del almendro

Consejos finales sobre la poda del almendro

La poda de mayor importancia es la de formación, se tiene que realizar con apoyo de un conocedor de la materia entre los primeros 3 años. Durante ese tiempo es más significativo formar que producir.

Se debe respetar los brotes del tronco principal, este contribuirá a desarrollar el armazón inicial del frutal.

Se puede conservar 3 o 4 ramas principales. Es posible mantener  5 ramas principales si la separación entre frutales es suficiente.

Escoger las ramas principales con aberturas cerradas y de forma vertical.

Recomendable efectuar despuntes de las ramas y vigilar los futuros brotes que provengan de estas.

videos de poda en verde del almendro

 

Valoración media / 5. Voto total:

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar este puesto.