Cómo podar un granado correctamente. Cuidados básicos

()

El granado, también conocido científicamente como “Punica granatum”, es un árbol frutal de la variedad “Lythraceae” mejor conocido por su fruto, la granada. Proveniente del territorio que comprende desde Irán hasta la zona norte del Himalaya en la India, se piensa que tiene una práctica de cultivo de aproximadamente unos 5000 años.

Existiendo pruebas de sus sembradíos en Egipto y en los huertos de Babilonia. Como podrán entender es más que solo un frutal popular, por esta razón no puede pasar desapercibido la definición  de cómo podar un granado.

podar un granado

Cuidados del granado

Si deseamos un frutal fuerte y vigoroso, hay que tomar en cuenta ciertos cuidados a los cuales debemos prestar mucha atención. A continuación mencionaremos cada uno de los aspectos que se deben considerar en los cuidados del granado:

Terreno:

Este frutal se adapta sin inconvenientes a diferentes tipos de suelos. Aunque si es pertinente recalcar que la superficie idónea es aquella que posea buena profundidad, sea fresca y ligera.

Abono:

El procedimiento apropiado para emplear este compost es en el transcurso de la primavera, de este forma se descompondrá lentamente, y así se podrá aprovechar perfectamente todos los nutrientes. Consecutivamente en la floración aplicar abono líquido durante el regadío, beneficiando de este modo la producción de frutos de mayor calidad.

Regadío:

Es bastante tolerante a las sequías. Durante el verano será suficiente regarlo cada 15 días, ten presente que no debes regarlo si el suelo se mantiene húmedo.

Temperatura:

El clima más favorable es el tropical o subtropical, y si aunque es capaz de resistir hasta los -7 °C, las heladas en primavera pueden afectarlo considerablemente.

Iluminación:

Aunque no tiene dificultades para desarrollarse en la sombra, amerita de una buena suma de iluminación durante su florecimiento.

Plagas y enfermedades:

Es necesario mencionar las plagas más nocivas para el granado estos son; los pulgones, la araña roja y la cochinilla. Se debe realizar revisiones periódicas de la condición de la planta, considerando aconsejable realizar pulverizaciones preventivas de modo regular durante todo el año.

Poda

Hemos dejado como aspecto final la poda, pero esto no significa que sea de menor relevancia. Como en todo árbol frutal, este procedimiento es de suma importancia y es necesario realizarlo de forma adecuada para lograr una buena producción.

En el desarrollo del tema profundizaremos con más detenimiento cómo y cuándo podar un granado correctamente, como también, qué herramientas son necesarias para realizarlo.

Motivos para podar un granado

  • Se obtiene colectas abundantes.
  • Se calibra adecuadamente el árbol.
  • Se evita mala iluminación.
  • Se evita el cruce de ramas.
  • Facilita el proceso de recolección.

Herramientas para poda del granado

Son variadas las herramientas que se necesitan en la poda de un granado. La elección de estos dependerá en gran medida del tipo de poda que se aplique y el volumen del árbol.

  • Tijeras de Podar.
  • Serrucho
  • Moto sierra.
  • Escalera o andamio.
  • Elementos de protección como casco, lentes y guantes.

Es recomendable esterilizar los instrumentos de corte previamente a la poda. Esto contribuirá a no transferir enfermedades, esto se deberá realizar antes de comenzar la poda y en cada ocasión que se empiece este trabajo con un frutal.

¿Cómo y cuándo podar un granado?

La poda es una práctica que debe ser empleada de modo correcto para contribuir a mejorar la producción del frutal. Obteniendo de esta forma una fruta de mejor calidad, agilizando las cosechas iníciales, y ampliando el ciclo productivo del granado.

El momento adecuado para la poda dependerá de la fase en la que se encuentre la planta (Formación, Producción o Rejuvenecimiento), de este modo se utilizara la más provechosa de acuerdo a la etapa de crecimiento.

¿Cómo podar un Granado correctamente?

El Granado demanda luz solar y un clima semi tropical para obtener un potencial crecimiento y una excelente producción. Por tal motivo, la poda más adecuada para este frutal es la poda en forma de vaso.

La poda en forma de vaso

La poda en forma de vaso

Es considerada una poda de formación que se realiza fundamentándose en mantener un tronco corto, regularmente de 0.3 milímetros hasta un metro de altura.

Se intenta que logre obtener al menos tres ramas principales de buen grosor incorporadas al tronco de forma escalonada, con una distancia aproximada de 10 centímetros entre cada rama.

Estas ramas principales deben contar con al menos 2 o 4 ramas subsiguientes. La poda se ejecuta con una tijera que este bastante cortante, para permitir tajos adecuados que no generen lesiones significativas en el frutal.

Esta poda se ejecuta durante el año, para cerciorarnos de suprimir cualquier brote que se manifieste alrededor del tronco que ya se ha desarrollado. En vista de que este frutal es una especie de arbusto, es frecuente la propagación de estos brotes, por tal motivo, es ideal cortarlos desde el momento que nacen para que el Granado no malgaste energía conservándolos.

Tipos de poda en granado

Se aplican 3 tipos de podas en el árbol de granado: formación, producción y rejuvenecimiento. Cada una tiene su intervención desde el inicio, continuando en la etapa de la madurez hasta el final de su ciclo de vida. Debido a que no hay relación alguna entre cada tipo de poda, atenderemos cada tema por separado a continuación.

¿Cómo podar un granado joven – Formación?

Este frutal debe ser podado desde sus inicios, intentando desarrollar una estructura que logre resistir la producción futura. Debido a que habitualmente empieza a frutos luego del cuarto año, ejecutaremos la poda de formación durante los tres primeros años de vida.

Primer año

Es sumamente importante empezar a desarrollar adecuadamente el granado desde sus inicios. Este será el momento donde concretaremos la estructura correcta que conservará el árbol en el transcurso de su vida.

En esta fase se debe precisar el tronco principal, y a 30 o 40 centímetros de la superficie elegiremos tres ramas que operaran como masa foliar. Este procedimiento se ejecutara desde la primera primavera, con una poda en verde. Se escogerán tres o cuatro brotes, que actuaran como ramas principales. Por debajo de estas  se eliminaran todos los brotes, canalizando de este modo toda la energía en las ramas que brindaran la forma elemental del granado.

Se puede certificar que al cuarto año el frutal empieza a ser productivo, en el transcurso de este tiempo es posible que proporcione frutos. Debido a que nuestro objetivo en los primeros años de vida es conformar una estructura específica y solida. En esta etapa es aconsejable eliminar los frutos, no se puede desperdiciar energía en unos pocos frutos, esa energía tiene mayor utilidad en el crecimiento de la planta.

Segundo Año

En el transcurso del invierno la poda del granado se desarrollara sobre la estructura obtenida en el primer año. Se rebajaran de tamaño las ramas secundarias, y en caso de que una de las ramas principales se haya formado verticalmente se procederá a despuntar.

Cuando llega el verano se recortaran las ramas principales que hayan crecido más de la cuenta. De este modo detendremos su evolución y se dará la oportunidad que crezcan ramas secundarias. Para concluir se debe cortar todos los brotes que surjan por debajo de las ramas principales.

Tercer año

Durante el invierno continuaremos trabajando en el desarrollo del granado. Priorizando las ramas principales y precisando cada uno de los pisos escalonados.

Seguidamente en el verano efectuaremos una poda verde del frutal con la supresión de chupones infructíferos del interior y la base.

Para finiquitar lo que es la poda de formación, es necesario mencionar que el desarrollo de los primeros tres años se debe tener sumamente cuidado con la agresión de plagas como el pulgón. Esto a razón de que una arremetida no controlada puede acabar toda la plantación.

Como podar un granado adulto

¿Cómo podar un granado adulto – Producción?

Al comenzar el cuarto año de vida el frutal inicia la etapa productiva, por este motivo la poda debe estar direccionada a elevar la producción y optimizar la calidad. Debido a que este árbol da sus frutos sobre madera del año, con esta poda se suele mantener la leña productiva y se suprime la antigua.

Se continuara con la poda en verde, intentando incrementar la luminosidad y ventilación interna en la copa. En esta poda del granado suprimiremos los siguientes fragmentos:

  • Madera añeja.
  • Ramas cruzadas.
  • Ramas rotas o enfermas.

Con esto obtendremos el paso necesario de luz, ofreciendo buena iluminación en toda la planta y un buen estímulo floral.

La poda del granado se efectuara de manera anual, sin alteración, se chequearan las ramas constatando que no haya roces entre ellas. Los roces pueden afectar negativamente al fruto, ya que estos poseen una textura sensible.

Debido a que el granado no resiste podas intensas, se ejecutara una poda liviana durante el invierno, para posteriormente llevar a cabo repetidas podas verdes en el transcurso de primavera verano.

Se debe curar las heridas que se generen de esta poda con una pasta especial, esto impedirá el acceso de enfermedades y plagas.

Poda de rejuvenecimiento en un granado

Al momento de que nuestro granado alcance cierta edad, es posible que sufra un ataque de plaga o alguna enfermedad, puede requerir ser rejuvenecido por medio de una poda. Durante el invierno se suprimirán todas las ramas dañadas o enferma y efectuaremos una limpieza del ramaje interior.

En el verano se desarrollara una poda verde, la cual radicará en suprimir chupones, pero manteniendo los que puedan aprovecharse para una renovación. Al eliminar estos chupones prevendremos la succión de savia y nutrientes, estos deben ir destinados al progreso de la fruta.

¿Cómo podar un granado bonsái?

Para este procedimiento es conveniente que su realización sea a inicios de primavera, en este momento se debe cortar el crecimiento excesivo que haya tenido el árbol en el transcurso del año.

Es aconsejable quitar las puntas manteniendo una o tres hojas, tomando en cuenta la orientación de la última hoja. Posterior a la etapa de floración es adecuado podar las ramas. El granado puede ser podado en el transcurso de todo el año, no obstante se sugiere ejecutar la poda a principios de la primavera.

Video de cómo podar un granado

 

Valoración media / 5. Voto total:

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar este puesto.