PODAR una ORQUÍDEA: Cómo y Cuándo hacerlo

()

Las orquidáceas u orquídeas pertenecen a una familia de plantas monocotiledóneas que pueden poseer amplia complejidad en cada una de sus flores y son conocidas por sus interacciones de tipo ecológico con cada uno de los agentes polinizadores y además con los hongos, ya que con ellos forman micorrizas.

Esta familia posee 25.000 especies aproximadamente y son plantas que son consideradas como herbáceas, perennes, raramente son anuales y al originarse pseudobulbos en la base, tras su crecimiento pueden originar nuevas hojas y raíces. Estas hojas y raíces son capaces de llegar a durar muchos años, donde tendrán la capacidad de proveer todo tipo de nutrientes a la planta hasta el momento que toman un color marrón y mueren, en ese momento se necesita saber cómo podar las orquídeas.

Como podar una orquidea

Cuidados de un orquídea

Las orquídeas son realmente maravillosas, se pueden encontrar en una gran variedad de colores y son por excelencia un elemento perfecto al momento de decorar un espacio, a continuación, algunas sugerencias que de tomarse en cuenta será posible dar a estas preciosidades de especies florales el cuidado adecuado de forma sencilla.

Regar de forma correcta

En algunos casos, las raíces de las orquídeas pueden llegar a pudrirse, característica que les da ser hijas de la selva, generalmente les agrada que el aire se encuentre muy húmedo y no soportan bajo ningún concepto los encharcamientos.

Las orquídeas prefieren que el agua no contenga cal, un ejemplo de esto puede ser el agua de lluvia y si es en forma de rocío  muchísimo mejor, ya que esto simula su hábitat natural, además esto les proporciona agradable vapor de agua.

Abonar correctamente

Como la gran mayoría de las plantas, las orquídeas requieren de nutrientes para fomentar su crecimiento, sin embargo gracias a que son muy frugales, se corre el riesgo de excederse durante el abono, por tal razón, es recomendable hacerlo cada 4 o 6 semanas.

Elegir el sitio ideal

Las orquídeas necesitan una cantidad grande de luz, aunque no es recomendable radiación solar intensa ya que puede llegar a quemarse, por lo que una ventana que se oriente al este o al oeste. Una buena técnica es colocarla un tiempo a media sombra y posteriormente un lugar más soleado.

Podar orquídeas marchitas

Algunas personas se preguntan ¿Qué hacer si las flores se caen? Esto de vez en cuando es un proceso normal, por lo que no necesariamente se refiere a un cuidado deficiente. El proceso consiste en recortarla de un tallo si ha perdido el total de las flores, si no crecen nuevas y el tallo llega a presentar un color amarillento existen dos opciones:

  • Opción rápida: Por encima exactamente de la segunda o la tercera yema latente, se debe acortar cerca de 1 centímetro, de esa manera se obtendrá un nuevo brote de forma rápida.
  • Opción del jardinero: dejar a la planta reponerse y por encima de la primera yema de latente intentar acortar el tallo, gracias a esto la yema latente puede reponerse sin problemas siendo luego un brote floral. Posiblemente este método cause que las flores tarden un poco más en salir, aproximadamente hasta 6 meses, pero la orquídea desarrollará flores aún más fuertes y colores intensos.

la orquidea desarrollara flores aun más fuertes y colores intensos

¿Por qué es necesario podar la orquídea?

Al momento de finalizar la floración para las orquídeas o que se le caigan las flores, se recomienda recortar totalmente la vara floral, con la finalidad que la planta tenga la posibilidad de recuperarse. La floración para ella es sumamente agotadora por lo que no podrá hacerlo a cada momento, así que debe entrar en una fase de reposo total para posteriormente crecer, por tal razón, podar las orquídeas resulta de tanta importancia conocer como podar una orquídea después de la floración.

Herramientas para podar una orquídea

Antes de iniciar el proceso de poda de una orquídea, es necesario verificar que se cuenta con las herramientas y utensilios apropiados, esto se debe a que olvidar algo durante el proceso puede dejar a la orquídea indefensa.

  • Tijeras afiladas y desinfectadas, de esta manera cualquier propagación de enfermedades puede evitarse.
  • Polvo de carbón o en su defecto canela para desinfectar.
  • Maceta en caso de requerirse trasplantar.
  • Sustrato adecuado para orquídeas.

Cómo podar una orquídea paso a paso

Las orquídeas en su hábitat viven pegadas a los árboles, específicamente en sus troncos, también en las copas, es decir, los sitios donde pueden llegar a recibir mayor cantidad de luz del sol aunque no directa. Sólo se necesita de 5 pasos y estos son:

Paso 1

Al podar una orquídea, su primer paso es verificar las flores y las hojas que puedan llegar a encontrarse marchitas. Al identificarlas y comprobar que las hojas no se encuentran amarillentas por hongos, es posible proceder a retirar una a una el total de las hojas que se observen más feas.

Igual ocurre con las ramas, ubicar aquellas que se encuentren secas y podarlas partiendo del tercer nudo tomando como referencia la base, esto se hace porque el tercer nudo es la medida exacta donde la flor puede llegar a crecer de nuevo y no quebrarse ni desviarse de la forma del tallo original.

Paso 2

Las orquídeas poseen raíces gruesas, por lo que es recomendable el uso de macetas transparentes, esto se debe a que aumentan la capacidad para absorber la luz y hacer la fotosíntesis. Cuidar las raíces es un factor a considerar al podar una orquídea, ya que si su tono llega a ser negro de seguro necesitan más espacio, otra razón es que puedan presentar hongos o alguna bacteria.

Paso 3

Al comprobar que es posible, proceder a cortar las raíces, esto se realiza eliminando cada una de las partes más feas. Para hacerlo, es posible usar las tijeras y de seguro retirar la planta de su maceta para proceder a inspeccionar las raíces. Posteriormente se debe tirar de los tallos con mucho cuidado y hacia arriba sujetando la planta de la base con una mano, con la otra mano tirar de la maceta hacia el lado contrario.

Paso 4

Al culminar la poda, renovar el sustrato si se considera necesario y luego regar agua por inmersión o pulverizando el agua sobre cada una de las hojas y también la base de la orquídea.

  • En caso de riego por inmersión, buscar un recipiente que contenga agua y posteriormente sumergir la maceta por un lapso de tiempo que no supere 5 minutos, pero no debe cubrir la base, puede ahogarse.
  • El riego por pulverización se realiza llenado agua en un vaporizador y echar de a poco sobre cada una de las hojas y la base de la orquídea.

Paso 5

De los tallos elegidos para podarlos, luego pueden brotar pequeñas protuberancias a las que se llaman Keikis. Estas son pequeñas plantas que poseen dos o tres hojas máximo, también se les llama “hijos”, posteriormente pueden ser trasplantados.

Cómo y cuándo podar orquídeas en casa para que florezcan

Conocer como podar una orquídea en casa es sencillo, sólo debe ubicarse un lugar que sea relativamente húmedo que posea mucha luz pero que el sol no sea directo. Cada una de las orquídeas requieren de muchísima ventilación, un ejemplo es la Phalaenopsis no necesita luz en forma directa por lo que puede colocarse alejada de la ventana sobre todo en verano.

Así mismo se puede colocar en el área del balcón siempre y cuando los rayos del sol no le afecten de forma directa, igualmente si la temperatura es menor de 8°C ya que su temperatura ideal se encuentra entre 17°C y 23°C.

La orquídea no debe regarse diariamente, cada 10 días es lo ideal dejando que la tierra seque completamente entre cada riego. Si se humedece excesivamente, esto favorecerá que crezcan hongos o que se pudran las raíces. Para las hojas, estas no deben mojarse por lo que un vaporizador es una idea excelente usando agua no calcárea en forma de lluvia sin mojar el corazón de cada una de las hojas, si ocurre, secarlos rápidamente usando preferiblemente un paño que se encuentre limpio.

Poda de hojas en orquídeas

Las orquídeas son extremadamente susceptibles a ataques de bacterias, estas dejan sus hojas amarillas y marchitas, de suceder, retirar las hojas completamente.

Así mismo ocurre que se encuentran hojas que poseen manchas de color negro, esto sucede por enfermedades fúngicas, exceso de la fertilización, riego en exceso o el uso de agua dura en el riego. Depende del tamaño que posea la mancha negra se tomará la decisión de eliminar sólo una parte de la hoja o completa.

Poda de raices en una orquidea

Poda de raíces en una orquídea

Es obligatorio podar solamente aquellas raíces trasplantadas, y se efectuará durante el reposo, específicamente en otoño. Resulta muy sencillo lograr detectar alguna raíz dañada, son de color marrón.

Al cortarlas, se procederá a desinfectarlas usando polvo de carbón o sirve también canela. Luego se dejarán cicatrizar cada una de las heridas causadas por un período entre uno a dos días, importante no regar. Los riegos después del descanso deben hacerse usando agua hervida para evitar cualquier tipo de gérmenes y sea absorbido por las raíces.

Podar varas florales orquídeas catleya

Resulta lógico para la poda, esperar que se marchiten o caigan de la orquídea las flores que posee la Cattleya. Igualmente para la espiga que debe tomar un tono amarillento para efectuar su poda.

Se necesita seguir la espiga hasta llegar a la vaina que se encuentra en la yema, este es un engrosamiento que se encarga de proteger a la flores contra inmaduras hasta el momento que comienza su crecimiento y florecimiento.

Se cortará el punto exacto donde la vaina se llega a unir con el tallo. Aunque se debe poseer especial cuidado de no cortar sin florecer una vaina, alguna hoja o el pseudobulbo.

Podar varas florales orquídeas phalaenopsis

Existe polémica entre jardineros sobre la necesidad de podar o no las varas florales existentes en las Phalaenopsis.

Como principio, puede que se eliminen cada una de las varas florales al culminar el período de la floración, si no hay Keiki, la no existencia de nudos o que la vara floral este realmente seca. De existir nudos, este debe cortarse justo encima de este para favorecer que aparezca una nueva vara floral o felizmente un keiki.

Si se produce a partir de una antigua vara floral una nueva floración, las flores generalmente pueden ser más pequeñas y con menor calidad. Por lo que algunos jardineros pueden tomar la decisión de eliminarlas completamente al culminar la floración. Como ventaja al no eliminar la vara floral de forma completa de existir algún nudo es que puede ocurrir una segunda floración sin esperar todo un año.

Podar varas florales de orquídea Oncidium

La vara floral perteneciente a la orquídea Oncidium debe podarse en el momento que todas sus flores estén marchitas, que normalmente dura 8 semanas. Se buscará la base donde se encuentra la espiga floral y se une al pseudobulbo cortándolos exactamente por encima, procurando no ocasionar innecesarios daños al pseudobulbo favoreciendo así  la aparición de otro con una nueva vara floral.

Podar varas florales de orquídea Dendrobium

Se esperará el momento donde las flores se encuentren ya marchitas y las espigas tomen color amarillo o puede ser también marrón. Se eliminará la espiga dejando el tallo intacto, este sólo debe podarse si se realiza un trasplante a otra maceta o mueran completamente.

Vídeos sobre poda de orquídeas

Valoración media / 5. Voto total:

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar este puesto.