Cómo Podar Aloe Vera ¡Guía Paso a Paso!

()

La fama de la planta aloe vera es bien conocida y sus usos se han extendido a lo largo de la historia. Esta hermosa planta no solo cumple funciones ornamentales, también juega un gran papel por sus propiedades cosméticas (ideal para la hidratación de la piel y como mascarilla facial) y medicinales (para el tratamiento de quemaduras y para remediar los problemas de estreñimiento).

Es una planta muy noble y resistente, solo requiere estar en un espacio donde no esté en contacto directo con la luz del sol y donde sea regada una vez a la semana. La poda de esta planta tiene como fin último embellecerla, darle mayor vigor y mantener la calidad de sus hojas. De hecho, la poda del aloe vera requiere muy pocas herramientas sofisticadas (basta con un cuchillo bien afilado), y como siempre, se recomienda podarla en primavera.

como podar aloe vera

¿Por qué podar el aloe vera?

El aloe vera es una planta que requiere poco mantenimiento, sin embargo, la poda permite embellecer la planta, mantenerla saludable, permitir el desarrollo de hojas y flores, prevenir las plagas y mejorar la respiración y nutrición de la planta. Todo lo anterior se puede lograr con una poda sencilla, siempre y cuando se realice en los primeros días de la primavera. La poda es necesaria para su duración y mejorar la calidad del gel que produce.

¿Con qué frecuencia se poda el aloe vera?

La frecuencia de la poda del aloe vera dependerá básicamente del objetivo que persigamos con la poda. Y en este punto, es importante destacar que la poda puede ser de tipo: mantenimiento, de rejuvenecimiento o de floración. En los tres casos, la poda busca que la planta crezca saludable, con un color brillante, con buena simetría, con buenas hojas y excelente aspecto interno y externo.

Cómo podar aloe vera

Como se dijo en el punto anterior, la poda del aloe vera puede ser de tres tipos: de mantenimiento, de floración y de renovación o rejuvenecimiento. Para podarla, es fundamental que haya llegado la primavera, y además, que usemos un cuchillo filoso (no aserrado) con el cual cortaremos las hojas desde la base (entendiéndose que la base es la que está en contacto con la tierra). Por otro lado, si la poda solo busca el aprovechamiento y uso del gel de la planta, corta la hoja u hojas que están más cerca del suelo.

Estas hojas son las que llevan más tiempo y el corte de las mismas no afecta el desarrollo de la planta. La poda del aloe vera permite un mayor control sobre el tamaño y crecimiento de nuestra planta, sobre todo si la tenemos en una maceta en nuestro hogar u oficina. Los nuevos brotes o hijos de la planta principal pueden debilitar a la planta madre porque redireccionan los nutrientes y el agua, por ello es importante quitarlos de raíz y transplantarlos a otra maceta.

tipos de poda del aloe vera

Poda de mantenimiento

La poda de mantenimiento permite que la planta esté prolija, libre de aquellas ramas, raíces y tallos que pudieran perjudicar el crecimiento del aloe vera. Este tipo de poda se realiza durante todo el año. La poda de mantenimiento empieza por cortar o eliminar esos brotes nuevos que salen de la planta madre y entre las hojas. Estos brotes los puedes desechar o los puedes plantar en otra maceta. Seguidamente, eliminarás los tallos secos y las hojas amarillentas que vayas observando en la planta. Ten la precaución de no cortar o podar hojas nuevas o jóvenes que van creciendo desde el centro de la planta, si lo haces, la planta se debilita y puede morir.

Poda de floración

La poda de floración se realiza una vez al año, los primeros días de la primavera, con la finalidad de incrementar la floración en la planta. Solo corta y elimina los tallos que hayan florecido, esto promueve que la planta desarrolle nuevos brotes y nuevas flores en la siguiente temporada. No sientas culpa por eliminar los tallos que ya hayan florecido, esto se hace por el bien de la planta y para mejorar su rendimiento.

Poda de renovación

La poda de renovación o de rejuvenecimiento es una poda total de la planta cuando ésta presenta poco vigor, color amarillento generalizado y baja producción de hojas y gel. Cuando la planta presente estos síntomas, es necesario realizar la poda de renovación, que consiste en cortar las hojas en su totalidad, sobre todo las que están a ras del suelo, y dejar el tallo libre. Mientras hagas esto, aparta la tierra que rodea la planta para que puedas cortar las hojas viejas. Este procedimiento garantiza la reactivación de la planta, un mejor color, un mayor crecimiento y una mayor belleza.

La poda de rejuvenecimiento puede ser de dos tipos: la poda drástica (donde solo dejaremos el tallo, sin hojas, bien corto, atiendo a la planta en cuanto a nutrientes, luz y humedad) y la poda progresiva (donde dejaremos la planta parcialmente sin hojas y con el tallo expuesto). Por otro lado, la poda de renovación es muy aconsejable cuando la planta, aparte de haber perdido el vigor, ha sido sometida a la exposición excesiva a la luz solar o se ha regado exageradamente. Aunque esta planta sufre de pocas enfermedades y plagas, la poda de rejuvenecimiento permite la prevención de las mismas.

Vídeo de cómo podar aloe vera

Finalmente, la poda de aloe vera requiere que el cuchillo que uses, o la herramienta, esté bien afilado, desinfectado apropiadamente. Cuando pases de una planta a la otra, recuerda limpiar y desinfectar el cuchillo nuevamente.

Por otro lado, para extraer el gel de la planta debes cortar con el cuchillo la parte de las espinas hacia el final de la hoja (recuerda hacer esto sobre hojas viejas para no interferir en el desarrollo y crecimiento de la planta). Por último, en las labores de transplante del aloe vera, ten la precaución de acortar las raíces para que el crecimiento de este hijo en la nueva maceta sea fuerte y duradero.

Valoración media / 5. Voto total:

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar este puesto.